lunes, 17 de mayo de 2010

INFORME DEL DIAGNOSTICO PEDAGOGICO

Problemática: “La Falta de valores en los niños de Preescolar, manifiesta actos que no permiten una buena convivencia en el aula”.
DIAGNÒSTICO PEDAGÒGICO

El presente diagnóstico, se realiza en la comunidad de Cuautepec, municipio de Tlacuilotepec, Puebla, en el Centro de Educación Preescolar Indígena “Francisco Ortega Márquez”, en este centro se atienden aproximadamente 84 niños y niñas, hay 3 (tres) educadoras, una por cada grado y grupo, esta comunidad es de origen indígena de habla totonaco, aunque a los niños pequeños ya no se les enseña como lengua materna, ya que predomina el español, todavía lo habla un 60% de la población adulta.

Situaciones de observancia diaria, como el actuar de los niños, es decir cómo ubica su forma de actuar, de concebir actos en cada uno de los diferentes ámbitos donde se desarrolla, donde se encuentra, o donde se llevan a cabo algunas reuniones, por citar algún ejemplo, son cuestiones que me llevaron a considerar este apartado, referente a la problemática manejada.

Algunos docentes coinciden en que todo proceso tiene ciertos cambios, aunque algunos consideran que dependerá de las bases que traigan desde casa y poco a poco se lograra esa cimentación basada en principios y valores de ejemplo, como lo afirma Ruth Harf el periodo de adaptación es importante porque en el se aprenden los hàbitos----------estas enseñanzas de actitudes y valores----------tienden a que los niños se comporten según lo que se espera de ellos, a saber; esperar turno, formar fila, no moverse del lugar asignado, no molestar a sus compañeros, etc., la idea subyacente a todas estas pràcticas, es que estas servirán como fundamento para el cumplimiento de normas en los niveles superiores.

Cuando se realiza alguna visita a cada uno de los alumnos, podemos observar que por ser el maestro quien visita tienen la tendencia a tomar ciertas actitudes, pero también contamos con la oportunidad de admirar diversos comportamientos en otros espacios, algunos concuerdan con ser bien portados, otros no, algunos reflejan el actuar de sus padres.

Afirmaciones de Ruth Harf, Curso de Formación y Actualización Profesional para el personal docente de Educación Preescolar Volumen 1, México 2004, SEP p.39

Algunos padres afirman, ser la causa de dichos comportamientos y /o actitudes de sus hijos, otros consideran que son motivados por otros compañeros, etc., en fin se trata de un centenar de afirmaciones, ya que algunos también consideran que como educadoras tenemos la culpa por solapar y no “castigar” al mal comportamiento de sus hijos, pero bueno lo importante en este asunto es buscar una solución mejor que nos ayude a lograr un cambio en esas acciones, reacciones y/o actuar de los alumnos.

Podemos considerar lo siguiente “los seres humanos comienzan la vida como individuos notablemente indefensos; esto provoca, en las personas que los atienden reacciones poderosas para protegerlos, los recién nacidos y los preescolares morirían si fueran dejados a su suerte, sin embargo sobreviven bajo la protección y el cuidado de los adultos, el apoyo al desarrollo de los niños, se basa en un proceso continuo de paciencia y adaptación a medida que estos transitan de forma gradual e irregular, desde un estado en el cual requieren ayuda para hacer cualquier cosa, hasta otro donde puedan hacer-y más aun insisten en hacer muchas cosas por sí mismos, los científicos han encontrado útil señalar que la transición de un estado de indefensión, hasta la adquisición de competencias se basa en el desarrollo de una capacidad de regulación cada vez mayor. La regulación involucra todos los aspectos de la adaptación humana. Vivir y aprender exigen que las personas reacciones ante los acontecimientos de un mundo cambiante y una vez que lo logran aprenden a regular esas reacciones; la regulación durante las primeras etapas del desarrollo están profundamente arraigadas en las relaciones del niño con otras personas. Aportar las experiencias que permitan a los niños hacerse cargo y autorregularse, en un aspecto, tras otro de sus vidas, es una descripción general de la tarea que padres, maestros y protectores deben realizar desde el inicio de la infancia hasta los años de la adolescencia. El dominio y control de las emociones es una tarea fundamental para los primeros años”


Responsabilidad enorme del quehacer docente, analizar el contexto de trabajo, las características de cada uno de los alumnos, no puedo cambiar, proponer, decidir, solo porque como docente lo considero cambiar a mi conveniencia, se tiene que analizar de que manera, en que momento, y cómo motivar no solo a los alumnos, sino también a los padres de familia, para cumplir como institución en el papel que le corresponde, buscando siempre cambios en la sociedad esperando los mejores resultados, tratar de entender la “cultura”, en todos sus ámbitos: modos de vida, costumbres, diversas formas de comportamiento, habilidades con las que cuentan, representaciones psicosociales, actitudes y conocimientos trasmitidos por y dentro del grupo donde se desarrollan social, étnico y/o nacional, todos los aspectos influyentes y así tomar una buena decisión para el seguimiento de mi labor docente “la educación es un proceso que actúa durante toda la vida de los individuos, pero que tiene cierto énfasis durante sus primeros años de vida. Una situación es repetida tantas veces como sea necesario para que el niño logre acostumbrarse a ella y dominarla. Si bien es cierto que cuando los niños actúan de acuerdo a los patrones de conducta que los padres les han inculcado y cooperan en las actividades cotidianas del hogar y en el campo, son impulsados a continuar con esa conducta y se les aprecia y halaga; haciendo notar su buena conducta y los logros de sus aprendizajes, ante los demás parientes (Modiano 1973) en esos patrones de conducta demuestra implícitamente que tanto los padres como los niños son sujetos activos en el proceso de aprendizaje mediados por los objetos de conocimiento que, en este caso, son los elementos mismos de la realidad que viven.

El Desarrollo de la Regulación Personal, Curso de Formación y Actualización Profesional para el Personal Docente de Educación Preescolar V1, PEP 2004, pp.73-79

Cultura y educación, UPN, Mèxico, 2000, pp.88-89

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada